DPC: Senadora María Merced filtra información de Morena por error en sesión virtual

DPC: Senadora María Merced González filtra información de Morena por error en sesión virtual

En la editorial de Pamela Cerdeira en De Pisa y Corre el tema de hoy es la información de Morena que filtro por error la Senadora María Merced González en sesión virtual. Acompaña a Pamela Cerdeira de lunes a viernes en DPC por Imagen Televisión a las 8 am junto a Hiram Hurtado.

DPC: Senadora María Merced filtra información de Morena por error en sesión virtual

¿Alguna vez les ha pasado que mandan, por ejemplo, un mensaje de whatsapp a un chat equivocado? O ahora que muchas personas tienen vida en línea, que se cruza en paños menores alguien de su familia o como el famosísimo caso del abogado que no podía desactivar el filtro del gatito mientras se presentaba ante la corte virtual del juez del distrito 394 de Texas.

Es sin duda uno de los mejores momentos del internet. Pues para regalarnos el nuestro, el marca 4T, el soberano, es un metida de pata pero es nuestra metida de pata, nos la regaló la senadora María Mercedes González, senadora, llevamos 1 año en reuniones virtuales, ya podríamos haber aprendido. Pues ella hizo un comentario que iba dirigido a su grupo legislativo, pero en su lugar, se lo dijo a todo el Senado.

Te puede interesar: Liberación de Alonso Ancira

María Mercedes, la Senadora Mónica Fernández es la clase de amiga que todos necesitamos. Menos el país, claro, porque ahora no nos enteramos de cuál era el pendiente que tenían.

Por cierto, el Senado aprobó la reforma que regula el outsourcing, o sea, la subcontratación. Que no le digan, que lo quitaron, digamos que le pusieron más orden.

¿Qué es la subcontratación?

Seguramente muchas personas que nos ven fueron víctimas de este esquema, trabajas para una empresa, llamémosle empresa A, pero quien te paga es empresa B. La empresa B no tiene utilidades, de pronto la empresa B quiebra, entonces te contrata la empresa C. Y así sucedía en los casos más obscuros en los que se utilizaba este esquema, que no necesariamente lo eran todos, pero sí muchos.

Así que finalmente lo que se aprobó es prohibir que alguien subcontrate a otra persona para trabajar, a menos de que se trata de servicios especializados que no sean parte del objeto social de la empresa. Y quienes ofrezcan personas para ser subcontratadas tendrán que estar registradas ante la Secretaría del Trabajo.

Ojo, cuando esto empezó a ser tema, pues se encontró que también el gobierno tenía a un montón de empleados bajo este esquema. Lo aprobado también va para las dependencias de gobierno, nada más que mientras la iniciativa privada tiene que empezar a cumplir con esto en agosto, el gobierno tiene chance de hacerlo hasta el 1 de enero del 2022.

¿Esto es bueno?

En intención parece que sí, habrá que esperar a ver los resultados en la práctica. Quizá el detalle espinoso que no es tan “pro empleados” es que puso un tope máximo al reparto de utilidades, de 3 meses de sueldo o el promedio de lo recibido en los últimos tres años. Creo que, a menos de ciertos sectores, el 2020 y el 2021 no han sido precisamente los años de las grandes utilidades. Lo que mejor que nos podría pasar, que las empresas absorbieran a sus propios trabajadores y estos se vean beneficiados, lo peor que nos puede pasar, que esas personas sean recontratadas bajo otros esquemas como honorarios, en el que las prestaciones nada más no existen. La respuesta, la tendremos al tiempo.

Sigue a Pam Cerdeira en Twitter