DPC: Cambio en la política de drogas

En la editorial de Pamela Cerdeira en De Pisa y Corre el tema de hoy es un cambio en la política de drogas. Acompaña a Pamela Cerdeira de lunes a viernes en DPC por Imagen Televisión a las 8 am junto a Hiram Hurtado. 

Cambio en la política de drogas

Una de las apuestas que parecía más interesante de este gobierno era un cambio en la política de drogas.

En el 2006 tuvimos un gobierno que dijo quería proteger de que a nuestros hijos les vendieran drogas y así justificó una guerra que no hizo más que multiplicar y fortalecer a los cárteles del narcotráfico.

Después, llegó otro gobierno y dejó de hacer uso, al menos en la narrativa de palabras como: abatir. Y esas aparatosas campañas de comunicación cada vez que alguien era detenido.

Y así inauguramos la etapa de los abrazos, no balazos. Que no solo mantuvo sino legalizó y dio más poder a la presencia militar y redujo considerablemente el número de decomisos por parte de las Fuerzas Armadas, pero curiosamente aumentó el número de personas detenidas.

¿Para cuando la regulación?

A pesar de lo que dicen los números, se esperaba una política distinta en materia de drogas, al menos en el de la marihuana.

Tenemos una secretaria de gobernación que se ha pronunciado varias veces sobre la regulación, y un gobierno de “izquierda”, que en teoría tendría que apostarle hacia las libertades. Y un dictamen que ya había sido aprobado en cámara de diputados y caía ahora en manos del Senado.

Los legisladores que aprobaron sin cambiarle una coma a la ley de la industria eléctrica, que ahora tiene más suspensiones que años Chabelo.  Ahora le van a meter velocidad para ponernos a todos en una base de datos por tener un celular.

De volada echaron abajo la reforma educativa, que se comieron los fideicomisos como si fueran tacos, esos que cuando se los mandan de arriba saben actuar muy rápido, resulta que van a mandar otra vez a la congeladora el tema de la legalización del uso lúdico de la marihuana.

El conflicto es que no crean que esa ley viene de su más amplio sentido de libertad, en realidad es un mandato de la Suprema Corte de Justicia, y ya van tarde. Y ahora otra vez, pidieron frenar el reloj legislativo, que porque el dictamen está mal.

Te puede interesar: DPC: cómo trabajar en el Banco del Bienestar

¿Y sí está mal?

El asunto es, la Suprema Corte de Justicia determinó que el gobierno no debería andar diciendo que podemos y no podemos consumir, que eso tiene que ver con el libre desarrollo de la personalidad.

Pero a los políticos que les encanta ponernos límites. Históricamente nos han dicho, “bueno, sí puedes pero poquito, vaya, lo han hecho con el azúcar, la sal y hasta los contenidos en televisión.”

El problema de la prohibición es que no es efectiva. Hoy puede conseguir marihuana quién quiera, no te permite dar atención a quienes tienen un problema de adicción y tienes a los policías deteniendo a personas en la calle por portación de una planta, seca, en brownie, hecha cigarro, pero al final, es una planta.

¿Un viaje de 4 días?

Lo que la nueva ley, aun no votada y ahora medio congelada proponía era aumentar la cantidad de marihuana a portar, ¿se acuerdan? La diputada del viaje de 4 días

Y esto sigue siendo un problema, porque entonces sigues deteniendo a las personas por portar, aunque hayas relajado las medidas. Y los consumidores, de mucho siguen siendo considerados delincuentes.

 

¿Qué onda con sus transiciones? Y que finalmente el Senado no puede legislar bajo presión. Qué extraño, yo pensaría que es como mejor lo hacen.

Sigue a Pam Cerdeira en Twitter