DPC: El Congreso de Veracruz aprobó despenalizar el aborto

DPC: El Congreso de Veracruz aprobó despenalizar el aborto

En la editorial de Pamela Cerdeira en De Pisa y Corre el tema de hoy es la aprobación de la despenalización del aborto en Veracruz. Acompaña a Pamela Cerdeira de lunes a viernes en DPC por Imagen Televisión a las 8 am junto a Hiram Hurtado.

A mi me gusta explicar cosas, pero ahora voy a platicarles de la explicación más difícil que tenido que dar. Fue a mi hijo de 11 años, a quien iba a explicarle por qué estoy a favor del aborto. Los ojos como platos y su cuerpo había adoptado una posición de alerta, como el de una criatura que está a expectativa de la respuesta para saber si tendrá que correr o defenderse.

Empecé la conversación diciendo lo siguiente: tú y tus hermanas fueron inmensamente deseados, busqué durante meses que llegaran, y nada me hizo más feliz, que el hecho de saber que ya estaban en camino. La maternidad no puede, ni debe ser una obligación, es una decisión que te ata de por vida a otro ser humano, es la decisión que con más seriedad y responsabilidad deberíamos de tomarnos las personas.

Les platico todo esto porque ayer el congreso de Veracruz, aprobó el aborto hasta las 12 semanas de gestación, tal cual sucede en la CDMX desde hace mucho tiempo. Sé que a muchas personas les resultan confusas incluso molestas las imágenes de mujeres brincando en la calle celebrando. No celebran por “matar bebés”, celebran porque las mujeres tengan 12 semanas (que en realidad son 8) para decidir si quieren ser madres. Ahí les van algunos datos.

Datos en la CDMX

El Consejo Nacional de Población ha dicho que gracias a la pandemia, se espera que haya 21,575 embarazos adolescentes entre el año pasado y este. En el 2012, los embarazos adolescentes representaban el 19.2% del total.

Datos del artículo: embarazo adolescente y rezago educativo, nos pegan en la cabeza cuando aseguran que la maternidad temprana se da mayormente en segmentos socioeconómicamente bajos. Entonces, tenemos en su mayoría a jóvenes que ya estaban limitadas por las condiciones en las que nacieren y hay que sumarle las otras que el embarazo representa. Como esto: de las adolescentes sin antecedentes de embarazo el máximo grado escolar alcanzado es de preparatoria, en las que tienen antecedente de embarazo en su mayoría llegaron hasta secundaria. Entonces la escuela es un protector contra el embarazo adolescente.

Los abortos han existido y seguirán existiendo siempre

Preguntarán hasta aquí: ¿Está planteando que las embarazadas adolescentes deben abortar? No. Estoy planteando que sí así lo desean, igual que cualquier otra mujer, deben de tener derecho a hacerlo en condiciones que se garantice su salud, su seguridad, incluso un seguimiento que le permita tomar en el futuro decisiones informadas sobre su vida sexual. Y es que creo que aquí viene la parte clave: los abortos han existido y seguirán existiendo siempre. La diferencia es si queremos a una mujer desangrada con un gancho en la regadera o en un centro de salud. Porque quién lo ha decidido, de igual forma lo va a hacer. Despenalizar el aborto no es una invitación a abortar, es hacer legal una decisión que ya se tenía tomada. Y seguramente hay un montón de opciones más, tener al bebé, darlo en adopción, infinitas, qué bueno, llenémonos de información dejemos a las mujeres decidir.

Datos de la CDMX que nos dan un panorama más amplio sobre el tema, del 2007 a marzo del 2021 los rangos de edad de mujeres que han sido atendidas en los servidos de Interrupción Legal del Embarazo, el 45% tienen entre 18 a 24 años de edad, luego siguen las de 25 a 29, 35 a 39 y después de 15 a. 17 años de edad con un 4.89%. De 234,513 servicios, el 78% se llevó a cabo con medicamento. Y la mayoría lo hacen antes de la semana 4 de embarazo. Y para quienes creen que este es un incentivo perverso que nos llevará al infierno, los datos demuestran lo contrario.

 

FUENTE: Elaboración propia con datos del Sistema de Información de ILE CDMX

A partir del 2014 empieza una caída en la atención solicitada, que podríamos identificar hasta el 2019, porque el 2020 ya sabemos que nos sirve para medir muchas cosas, por la pandemia. Mientras tanto las personas que están en contra del embarazo, y que están en todo su derecho de estarlo, somos un país libre, pueden enfocar su energía en ayudar a madres solteras, eliminar la violencia en contra de las mujeres, y entender que la educación sexual es una herramienta importantísima en el sistema educativo. Y estimado Julen Rementería, si hay una cultura a la muerte que reclamar en este país, es al narco.

Te puede interesar: Parque Urbano Aztlán

 

Sigue a Pam Cerdeira en Twitter